Propuesta de PLAN DE CUIDADO SOCIO-SANITARIO para los barrios de Madrid

Presentación

Somos Tribu es una plataforma vecinal de apoyo mutuo y solidaridad de Vallekas que ha surgido espontáneamente ante la situación de crisis por el COVID19. Esta crisis está golpeando especialmente a las personas más vulnerables de nuestro barrio. Por un lado, la enfermedad está siendo mucho más dura para personas mayores o con problemas de salud, por otro, las consecuencias económicas de las medidas de cierre y confinamiento están dejando sin ingresos a muchas familias que ya estaban en una situación de gran vulnerabilidad, como personas despedidas, pequeños autónomos o las que no tenían contrato y trabajaban en la economía sumergida.

Los servicios públicos de la administración, ya muy mermados después de años de políticas de recortes y precarización, no están dando a basto para responder ante las situaciones de abandono y vulneración de los derechos básicos de nuestras vecinas y vecinos. El personal de servicios sociales, de sanidad y de las residencias de personas mayores nos cuentan situaciones dramáticas a las que no consiguen responder a pesar de su trabajo incasable de estos días. Por otro lado, la situación de confinamiento acentúa la angustia de las personas afectadas. Frente a estos mensajes de alerta multitud de vecinas del barrio nos hemos organizado en respuesta a las necesidades que nos llegan.

La red Somos tribu en ningún caso ha nacido para sustituir en su responsabilidad a los servicios públicos sino como un actor de respuesta ante una emergencia en un momento en el que se hace necesario acompañarnos mutuamente entre vecinas y vecinos, complementando la acción insuficiente de la administración. Somos Tribu mantiene desde el primer momento y mantendrá un contacto directo con diferentes recursos, colectivos y actores del barrio para intentar coordinar la respuesta antes las dramáticas situaciones que nos llegan y para denunciar las situaciones de abandono que están sufriendo nuestras vecinas. Esto está requiriendo de una gran flexibilidad y de una rápida estructuración en grupos de acción comunitaria de cercanía por barrios y por diferentes temáticas, como el grupo de asesoría laboral. En todo caso, el principal objetivo de Somos Tribu es, siguiendo nuestra tradición vallecana, crear comunidad en el barrio, una comunidad que se cuida y que apuesta por lo colectivo frente la adversidad

Líneas fuerza

  • Reconocer el valor, la importancia y las posibilidades de las redes vecinales creadas como respuesta a la epidemia del  covd19
  • Combatir la desigualdad social, elemento que atraviesa el desarrollo e impacto de la epidemia de covd19, a través del apoyo vecinal dirigido a la construcción de comunidad.
  • Construir una respuesta comunitaria flexible capaz de adecuar el apoyo vecinal a las  nuevas demandas que se presenten
  • Desarrollar y reforzar lo que está en nuestras manos: bolsa de comidas, mascarillas fabricadas caseramente, participación de vecinas que han superado la enfermedad, llamadas a personas aisladas, identificación de necesidades…
  • Participación de personas inmunizadas que han superado la enfermedad
  • Mantener abiertos los centros de salud cuyo trabajo se ha demostrado imprescindible para afrontar la pandemia del Covid-19 y dar atención a otras enfermedades y necesidades sanitarias que sufre la población.

1. Introducción

Las respuestas a epidemias de las características de la que estamos viviendo con el covd19 se centra en la mayoría de los estados en el despliegue de dos líneas de actuación simultáneas: acciones de prevención y tratamiento (esto no ha impedido que se presenten otras estrategias de control como en Reino Unidos basadas en una contención y mitigación de la epidemia acompañado de un importante desarrollo de la investigación farmacéutica; Department of Health an Social Care, 2020).

La prevención del contagio pasa históricamente por el aislamiento de los pacientes enfermos que suele ser el vector de transmisión mayoritario. Por ejemplo, la separación de hombres y animales en el caso de las enfermedades transmitidas por animales (gripe aviar) y el sacrificio de muchas de ellas. El preservativo para el sida. La descontaminación como la desinfección del calzado en los aeropuertos, como enfermedad de las vacas locas. La separación entre humanos, el uso de máscara de respiración y guantes desechables contra las enfermedades que se transmiten por el aire entre humanos, como el SARS o el COVID 19. Además, en estas últimas la cuarentena (de las personas infectadas) suele ser una medida efectiva. En cualquier caso, la estrategia de prevención física del contagio tiene que ir asociadas a un fuerte componente de cambio conductual de la población en riesgo de ser infectada.

Los roles de las autoridades locales se han demostrado exitoso como parte de la respuesta a la epidemia. La posibilidad de que la 24º Enfermedad Vírica del Ébola no se extendiera por más territorios africanos fronterizos con la zona de eclosión del virus respondió en gran medida a la respuesta dada por estas autoridades locales quienes además de conocer de manera precisa el territorio y sus redes sociales contaban, a diferencia de las autoridades gubernamentales e internacionales, con la confianza de sus sociedades. Estas enseñanzas demuestran la importancia que adquieren las autoridades locales y comunitarias a la hora de construir y reforzar los lazos de cohesión vecinal que permiten revertir la enfermedad (Tomas, 2015). Reconociendo que nuestro contexto es muy diferente sería un error infravalorar lo que podemos aprender de esas experiencias para revertir la situación creada por la epidemia de covd19 en nuestros barrios. De hecho ¿La respuesta masiva de las vecinas y los vecinos organizando redes de apoyo y cuidado comunitario no debería despertar el interés de las autoridades municipales por diseñar una estrategia propia de cuidados que contribuya a superar entre todas estas situaciones? Por eso creemos que las autoridades municipales deberían desplegar un plan de «cuidados socio-sanitarios» diferentes a las medidas de vigilancia y el control que son competencia de las autoridades gubernamentales. La dificultad de desarrollar este plan radica en la naturaleza política que construye la epidemia de covd19, es decir la expansión de las políticas neoliberales en el ámbito de la salud pública. Si bien su actuación ha debilitado la capacidad de respuesta del sistema nacional de salud, algo de sobras reconocido, también ha supuesto el descuido y desconsideración de un enfoque comunitario de salud, y de la propia actuación de los CENTROS MUNICIPALES DE SALUD (CMS), cuya respuesta en estos momentos sería prioritaria.  La ausencia de esta intervención conlleva que sean actualmente las redes vecinales quienes asuman muchas de las tareas que serían competencias a desarrollar por los CMS lo cual puede acabar sobrecargando estas redes.

2. Justificación de una campaña municipal de «cuidado socio-sanitario» en el barrio

La respuesta de las autoridades sanitarias frente a COVID 19 en los últimos días se ha centrado en el tratamiento de los infectados y las medidas de aislamiento para intentar reducir el número de contagios. Con la intención de prevenir el contagio las autoridades se han centrado hasta ahora en el confinamiento, el cierre de comercios y medidas punitivas para evitar los movimientos de las personas. Lo que brilla por su ausencia son campañas de información proactiva y comunitarias que alcancen a toda la población. Se ha reducido en gran medida e incluso dejado fuera de la sensibilización a toda persona que no tenga una funcionalidad normativa como: las personas psiquiatrizadas, las personas que no tienen casa, las personas que no están seguras en su vivienda, las personas que trabajan en la economía de los cuidados y quienes trabajan en  empleos más precarios…. Por eso la información a trasmitir tiene que adecuarse a la realidad de los barrios y dejar de dar por hecho que todo el mundo está trabajando con contrato, en situación administrativa regular, tiene una casa cómoda donde está segura, y tiene los suministros y alimentos garantizados. El envío masivo de mensajes en los medios de comunicación deben de dejar los “eslóganes de guerra” para producir una información adecuada a sectores laborales y sociales específicos. Recordemos que la Organización Mundial de la Salud considera que las estrategias de comunicación de riesgos y participación comunitaria (RCCE) son una parte fundamental de la respuesta al COVID19 por lo que ha lanzado un protocolo de actuación (OMS, 2020)

Consideramos que es preciso añadir más actividades de información y sensibilización pro-activa para complementar la información sobre el COVID  y evitar extensión de bulos, desinformación y malas prácticas. No se puede asumir que todas las personas comprenden los mensajes lanzados en los medios de masas. No se puede dejar a los cuerpos y fuerzas de seguridad que sean los que transmiten los mensajes de salud pública. Es preciso tácticas de sensibilización más cercanas que conciencien a la ciudadanía. Algo que han comenzado hacer los grupos y redes de apoyo vecinal que se han ido construyendo en Madrid, muchas de las cuales ya funcionaban con anterioridad lo cual ha facilitado su articulación, y que reúnen más de 2000 personas organizadas por barrios en diferentes redes de apoyo y cuidados. Las autoridades municipales tienen la responsabilidad de saber cuidar y no solo confinar.

3 Coordinación

Consideramos que los CMS serían los responsables de diseñar y coordinar un «Plan de Cuidados Socio-sanitario» y que en su ausencia eso está siendo desarrollado por las redes de apoyo comunitario.

Para que la coordinación sea efectiva seria de utilidad poder realizar reuniones de crisis semanales (online o presenciales) con personas de estos colectivos y organismos siguientes:

  • Redes de apoyo vecinal
  • CMS
  • Servicios Sociales.
  • Centro médicos locales
  • Asociaciones de Vecino/as
  • Centros Sociales.
  • Foros locales.
  • Policía local
  • Mercados municipales
  • Supermercados.
  • Espacios de Igualdad
  • CAID/CAD
  • ONGs de actuación específica en el distrito

4 Puntos de cuidados socio-sanitario

Objetivo los puntos de cuidados tienen el objetivo de:

  • Proporcionar un lugar donde lavarse las manos y desinfectarse (potencialmente tomar la temperatura para conocer su estado algo fundamental para identificar dentro de toda la población aquellas personas que puedan estar enfermas o suponer un riego de transmisión de la enfermedad).
  • Proporcionar protocolo e información a las vecinas que participan en la red de cuidados para  no contagiarse y no contagiar a las personas que están atendiendo.
  • Elaboración de una hoja de información para:
    • Concienciar a los vecinos sobre las medidas de prevención necesarias para el COVID 19.
    • Informar/derivar a los servicios de salud disponibles para atender casos de covd19 o para tratar otras patologías diferentes.
    • Informar a los vecinos sobre los diversos recursos existentes en el barrio (localización de los recursos sanitarios, líneas de apoyo psicológico, línea especial ante violencia machista, tele asistencia a las personas mayores o enfermas, localización de vecinas que no encontramos o cuya situación nos preocupa.).

Localización entradas de mercados, supermercados y estaciones de metro

Personal según donde se sitúe el punto de cuidado el personal lo proveerá los diferentes actores:

  • Los supermercados y mercados serían los responsables de asignar a su personal para este punto de cuidados durante todo el horario de funcionamiento del comercio.
  • La junta municipal a través de la CMS sería responsable de establecer los puntos de cuidados en las estaciones de metro.
  • Los puntos de cuidado podrán ser ocupados por personas empleadas en esos establecimientos lo que supondría evitar un ERTE acompañados por voluntarios de diversas asociaciones del barrio siempre con la coordinación del CMS y los gerentes de los comercios.

Movilidad Para garantizar el movimiento de los voluntarios a los puntos de cuidados es preciso identificarlos y proveerles de un salvoconducto.

Prevención de contagio Para prevenir que los voluntarios sean fuente de contagio o sean contagiados se les proveerá de medios de protección básica y se les harán test rápidos semanales.

Capacitación del personal el CMS podría ser los encargados de capacitar los voluntarios y trabajadores que integren los puntos de cuidados.

Medios materiales Los supermercados y mercados serán los responsables de proveer los medios materiales necesarios para la realización de estos puntos de cuidados con seguridad. En las estaciones de metro será la CMS 

5. Apoyo asistencial a personas vulnerables

De manera espontánea diversas personas de muchos barrios de la urbe se están organizando para proveer apoyo básico a los más vulnerable. Desde la institución pública es preciso apoyar y fomentar dichas labores de solidaridad entre vecinas.

Además, es preciso hacer intercambio de información de personas vulnerables entre colectivos de apoyo, servidos sociales y centro de salud. Un mapeo de casos es relevante por parte del centro de salud podría ser muy importante para localizar las labores de prevención en las áreas del barrio más afectada.

Además, es preciso garantizar que las personas voluntarias de estos colectivos de apoyo mutuo necesitan tener movilidad y acceso a test rápidos para poder hacer su trabajo.

6. Informe periódico de situación del barrio

Establecer un mecanismo de información periódica a la vecindad donde se actualice:

  • La situación epidemiológica por barrios
  • La situación de abastecimiento de mercados y productos farmacéuticos
  • La situación de nuestros hospitales con valoración especial de la situación de las trabajadoras de salud.
  • Recomendación de los hospitales o centros de salud a los que acudir en caso de necesitar una atención sanitaria diferente al covid19.

7. Líneas de apoyo a los más vulnerables

Información contra bulos

  • Explicar qué protocolo de teleasistencia a las personas mayores o enfermas se ha creado
  • Explicar qué líneas se han abierto para dar apoyo psicológico
  • Explicar qué protocolo se va a seguir contra la violencia machista. Crear una línea especial ante violencia machista
  • Explicar situación de los CAD y qué se ha propuesto a sus usuarias y usuarios
  • Habilitar una línea directa para informar de las situación de vecinas que no localizamos o cuya situación nos preocupa