Laboratorios villanos

En La Villana peleamos por nuestro derecho a tener derechos. La PAH lucha por la vivienda, contra las hipotecas-estafa y los bancos. YoSíSanidadUniversal lucha por la sanidad para todas las personas. La Despensa Solidaria para que nadie se quede con hambre. Las clases de castellano para que nos entendamos.

¿Son estas las peleas más importantes por hacer? ¿Nos estamos dejando alguna fuera? Siempre es bueno repensar lo que hacemos levantando un poco la vista de nuestro cotidiano. Nuestra realidad cambia, en parte por lo que ya hemos peleado: los migrantes ya tienen acceso a la sanidad, las hipotecas bajan y los alquileres suben.

Os invitamos a este Laboratorio villano para evaluar juntas lo que venimos haciendo, analizar cómo ha cambiado el campo de batalla e imaginar nuevas herramientas para las peleas por venir. Nos centraremos en tres líneas de conflicto vivienda, fronteras y género y precariedad, en el marco de una pregunta más grande: ¿cuál puede ser el papel de los centros sociales en el momento actual? ¿Cuál queremos que sea?

Os esperamos a todas las amigas de la Villana para que nos ayudéis a repensarnos, del viernes 2 al sábado 3 de diciembre:

PROGRAMA

Viernes 2, 19 – 21h ¿Que puede un centro social? Debates sobre Municipalismo y Contrapoder

Invitados/as: Casa Invisible, Patio Maravillas.

Modera e Introduce: La Villana de Vallekas

Los centros sociales son espacios de experimentación que sirven como incubadora para los movimientos sociales y punta de lanza de los cambios. Tras un periodo de emergencia intensa de movimientos y movilizaciones actualmente nos encontramos en un paradigma diferente. ¿Cómo deben situarse los centros sociales para ser actores y protagonistas de los nuevos procesos de transformación social? ¿Qué cambios se han producido en nuestro entorno y qué hipótesis debemos actualizar? En definitiva, ¿qué puede un centro social?

Sábado 3, 11:30-14:00 Vivir en las fronteras. De migrantes, refugiados y autoorganización.

Invitados/as: Red Solidaridad Refugiados, Sindicato Mantero y ASPM-Manteros Madrid.

Modera e Introduce: Malick Gueye

En el verano de 2015, la denominada “crisis de los refugiadxs”, provocada por la huida de miles de personas de la guerra en Siria, volvió poner de manifiesto la hipocresía y la crueldad de la Unión Europea. Con una frontera sur (Ceuta y Melilla) en la que, con total impunidad, se permiten las “devoluciones en caliente” y un mar Mediterráneo  donde miles de personas mueren cada año tratando de atravesarlo; la “Europa Fortaleza” se encontraba con una nueva brecha en sus fronteras exteriores.

En septiembre de ese mismo año miles de personas comenzaron a organizar asambleas de apoyo a los refugiados en toda Europa y a construir la “Red Solidaria de Acogida” en nuestro estado. Un movimiento social que ha dado apoyo a las personas refugiadas llegadas a nuestro país; visbilizando y denunciando la inacción y el cinismo de la clase política.

Los ayuntamientos del cambio no fueron ajenos a esta ola de solidaridad y se apresuraron a colgar de sus fachadas pancartas con el lema “Refugees Welcome” y a autoproclamarse ciudades de acogida.

Sin embargo en esta Europa Fortaleza también existen múltiples fronteras que nos atraviesan, la Ley de Extranjería, los controles racistas o los centros de internamiento son claros ejemplos que a su vez tienen distintas caras como el racismo social e institucional. Mientras que los flujos de capitales circulan libremente a través de las fronteras impuestas, las personas se encuentran con todos estos obstáculos. Paradójicamente, mientras que las grandes multinacionales evaden impuestos y están protegidas por las leyes de propiedad industrial, en el otro lado, estas normas encarcelan a cientos de personas que salen a la calle con su manta en busca de un sustento. Leyes injustas que están diseñadas para encarcelar a pobres y enriquecer aún más a los ricos.

En los últimos meses los ayuntamientos del cambio han demostrado no querer entender nada de lo que está ocurriendo, dejando como asignatura pendiente la igualdad en sus ciudades.  Más bien, hemos asistido a un aumento de la persecución policial de los vendedores ambulantes de origen extranjero, que en el caso de Madrid, además, se ha materializado en un plan policial que ampara la persecución hacia este colectivo. Represión, persecuciones, encarcelamientos y violencia hacia personas que buscan un sustento vital.

A fin de cuentas, las “fronteras interiores” que existen en nuestras ciudades en forma de CIEs, redadas o planes municipales pueden llegar a ser tan crueles como las concertinas, los muros o las políticas del FRONTEX.

Sábado 3, 1416h Comida en la Villana.

Sábado 3, 1618h Mujeres poderosas. Movimientos feministas, precariedad y fronteras.

Invitados/as: Grupo Turín y Asociación Las Kellys Madrid.

Modera e Introduce: Susana Albarrán

“Somos las kellys, las-que-limpiamos.Trabajamos en condiciones abusivas y el hartazgo nos ha forzado a visibilizarlo”.

Como nunca antes en años recientes, dos de los movimiento de mujeres trabajadoras de los sectores más invisibilizados y precarizados (sector servicios y cuidados), las camareras de piso y las empleadas de hogar, han irrumpido en la agenda pública.

Las primeras, comenzaron a ponerse en contacto a través de una página de facebook q no dejaba de crecer. Formaron una asociación estatal “Las Kellys” con delegaciones territoriales. Hasta el momento funcionan 7 grupos locales en todo el estado español, incluyendo Canarias. Las empleadas de hogar, en una lucha más dilatada ha conseguido igualmente visibilidad y autorganización en varias comunidades autónomas. En octubre pasado realizaron con éxito absoluto su primer Congreso a nivel estatal, en el que más del 55% de las participantes eran empleadas domésticas.

Ambos colectivos han sido sistemáticamente excluidos de los grandes  sindicatos, alguno hasta se ha autojustificado argumentando que si no hay mínimo cinco mil afiliadas no puede considerarse un sector digno de convenio colectivo propio. Es indudable que cualquiera de los colectivos rebasa esta cifra, pero es que además, encarnan de manera evidente, la precariedad laboral desde antes de la crisis de 2010, pero que a partir de la reforma laboral de 2012, sus condiciones de trabajo han seguido deteriorándose.

Por ello, por el poder de sus justas reivindicaciones, por la fuerza en la que han irrumpido en el debate público, y por su poder de convocatoria, conversaremos con miembras de ambos colectivos. Creemos firmemente estar ante ejemplos de las renovadas posibilidades del sindicalismo social impulsado por mujeres, sin cuyo trabajo no podríamos sobrevivir: los cuidados.

Sábado 3, 18–20 El futuro de las luchas por la vivienda digna.

Invitados/as: PAH Parla, PAH Barcelona, la comisión de ILP para la CAM.

Modera e introduce: PAH Vallekas

Durante  el último año la recuperación de la economía nacional, tan alabada por los medios, se ha consolidado como la realidad oficial. Pero ¿llega a Vallekas la supuesta recuperación? Diríamos que no, que la realidad oficial no termina de coincidir con la que conocemos. En 2016 el acceso a una vivienda digna sigue resultando imposible para una parte importante de la población desempleada, precaria o trabajadora pobre. Ésta destina la mayor parte de sus ingresos a un alquiler, muchas veces renunciando a gastos necesarios en calefacción, ropa o comida. Opta a veces por reducir el alquiler compartiendo habitación o casa, o viviendo en casas degradadas sin condiciones de salubridad. Aquellos que residen en viviendas recuperadas a bancos e inmobiliarios sobreviven con la permanente amenaza de desalojo. A pie de calle, la crisis de la vivienda en Madrid sigue siendo masiva, y no solo por las miles de personas todavía implicadas en procesos de desahucio sino también por todas aquellas ya expulsadas en la fase anterior que han encontrado apaños en precario. 

Pero el panorama hipotecario sí ha cambiado. Una de las nuevas estrategias ha sido literalmente desaparecer: miles de sucursales de barrio se han cerrado, corporaciones bancarias enteras han mutado de nombre o sido absorbidas, y las oficinas aún existentes han huido de los barrios populares a las torres del norte de la metrópolis. Han hecho su entrada en el escenario los fondos de inversión, los fondos buitres, que se suman al bando de los grandes tenedores que no pueden verse en ningún lado pero pesan en los hombros de comunidades enteras. Sin duda se han esfumado al son del bullicio de quienes reclamábamos derechos y justicia en su puerta. ¿Y ahora qué hacemos?

En un país eminentemente propietario como era el nuestro, la imposibilidad de endeudarse más para comprar la vivienda aumenta la demanda de alquiler. A esto se suma el creciente fenómeno de la demanda de los pisos turísticos, sobre todo en Madrid y en Barcelona. Así vemos aumentar los precios de alquiler en lo que ya se entiende como una nueva burbuja. Siendo alquilar la única forma de acceso a un techo para cada vez más personas, ¿sería posible imaginar una forma colectiva de hacerle frente, como hicimos con las hipotecas?  

También ha cambiado la situación institucional. El balance del ayuntamiento dirigido por Ahora Madrid es negativo: en su primer año y medio de gobierno, el actual consistorio no ha puesto en marcha medidas que se acerquen siquiera a la gravedad y masividad de la crisis de la vivienda. Más allá de la ciudad, el impasse electoral ha acabado en el eterno retorno del régimen zombie: lo probable es que el gobierno del PP siga impidiendo cualquier cambio legislativo a favor del derecho a la vivienda. Y seguimos necesitando desesperadamente vivienda pública y social, para la emergencia habitacional pero también para cambiar el modelo de mercado inmobiliario.

En este taller empezamos con un intento de analizar y evaluar la coyuntura de mano de PAH Vallekas. Para pensar la cuestión de los alquileres contamos con PAH Barcelona (que desde hace más de un año da respuesta a la emergencia habitacional de alquiler y pondremos encima la mesa sus aciertos y las limitaciones) y para pensar la vivienda pública con PAH Parla (en pie de guerra contra los fondos buitres y suministradoras). Como la gran apuesta de las PAH‘s de Madrid será este año la ILP para la CAM, una persona integrante de la campaña nos contará los detalles. Os invitamos a todos para pensar qué escenarios de lucha estamos abriendo y cómo conjugarlos con el resto de nuestras prácticas cotidianas de acción directa y de apoyo mutuo.

Sábado 3, 20:00. Conclusiones para ayudarnos a pensar ¿Qué puede un Centro Social, qué puede La Villana?